14 de febrero de 2016

Bocaditos de Brócoli y Quinoa



INGREDIENTES:

150 gr. de Brócoli
150 gr. de Quinoa
100 gr. de Guisantes (usé congelados)
250 ml. de Nata Vegetal (usé de Arroz)
2 dientes de Ajo
1/2 Cebolla
Sal, Pimienta Negra, Cúrcuma
Aceite de Oliva
Levadura de Cerveza

OPCIONAL:
Sustituto de 2 huevos: 2 cucharadas de Harina de 
Garbanzo + 4 cucharadas de Agua+ 1 chorrito de Zumo de Limón


Nota: Lo ideal es hacer estos bocaditos en unas cocottes, esas ollas individuales que pueden ir al horno y sirven también para ir a la mesa. Yo no tengo, así que los preparé en moldes de magdalenas, quedan bien, pero hay que tener cuidado al desmoldar (sobre todo si los moldes no son de silicona o los bocaditos están aún calientes). Utilizé el sustituto de 2 huevos, para ayudar a que ligara mejor… salvo este pequeño y solventable problema, el resultado os aseguro que os encantará, porque estos bocaditos están llenos de sabor y de nutrientes. 
Si queremos desmoldarlos, simplemente hay que ir con cuidado.

Al final del post, hay instrucciones para aquellas personas que preparen la quinoa por primera vez.


PREPARACIÓN:

 

1.- Lavamos la quinoa y la cocemos en el doble de agua durante unos 20 minutos. Salamos al final. Escurrimos si fuera preciso y reservamos.


2.- Cocemos (mejor al vapor), el brócoli y los guisantes (5 minutos). Reservamos.

3.- Precalentamos el horno a 180 ºC.

  

  

4.- En una sartén vertemos un chorro de aceite de oliva y sofreímos el ajo y la cebolla picados. Cuando la cebolla esté transparente, agregamos la quinoa, las verduras y la nata vegetal. Salpimentamos y espolvoreamos con cúrcuma, removemos y con ayuda de la espátula de madera vemos deshaciendo los arbolitos de brócoli. Si vamos a usar sustitutos del huevo, ahora es el momento de hacerlo. Mezclamos todo.

  

5.- Rellenamos los moldes que vayamos a usar (untándolos previamente con aceite para que no se pegue) y espolvoreamos con levadura desamargada de cerveza.

 

6.- Introducimos en el horno precalentado, en la posición intermedia, con el calor por arriba y por abajo, a 180ºC, durante 15 minutos, los últimos cinco, pongo el calor por arriba y con el turboventilador.


Para aquellos que usan la quinoa por primera vez:

Lo fundamental al cocinar quinoa, es lavarla muy bien para que desprenda la saponina que contiene, es tóxica y además amarga. 

Yo la pongo en un colador y la paso por varias aguas en un bol hasta que el agua sale prácticamente transparente, a veces incluso dejo el grifo abierto mientras lo hago.

Tampoco conviene que la quinoa quede en remojo mucho tiempo porque conseguiríamos el efecto contrario, la saponina se depositaría en su superficie y no podríamos quitarla.


Una vez lavada y escurrida la ponemos a hervir en el doble de agua, durante unos 20 minutos, se sala al final, para que no pierda propiedades.




No hay comentarios:

Publicar un comentario